martes, 20 de enero de 2015

Exfoliante casero de azúcar y limón para pieles mixtas, grasas y con tendencia acnéica


La piel grasa se caracteriza por tener un aspecto oleoso así como por la formación de brillos en la zona T del rostro, la presencia de granitos y puntos negros. Es un tipo de piel con alta tendencia a tener acné, el cual se produce por una excesiva acumulación de sebo en determinadas partes de la cara. Por todo ello, la piel grasa requiere un tratamiento específico que controle la aparición de todos estos síntomas y mejore su apariencia. Este tipo de pieles necesita de un cuidado más específico que el resto de pieles, para mantener los brillos y odiosos granitos a raya. 

Hoy os quiero enseñar un remedio casero que va de lujo para las pieles grasas, mixtas y con tendencia acnéica, que nos dejará una piel suave, sin imperfecciones y totalmente iluminada y sin brillos. ¿Quieres saber como? Solamente necesitamos 2 ingredientes, están al alcance de cualquiera y són económicos; limón y azúcar.


Beneficios del limón:

Ayuda a unificar el tono de la piel, aclarando las manchas solares y las producidas por el acné
Ayuda a combatir el acné y los puntos negros
Es antibacteriano y astringente
Ayuda a suavizar los signos de expresión y las primeras arrugas

Beneficios del azúcar:

Actúa como un exfoliante natural
Ayuda a eliminar las células muertas


EXFOLIANTE DE AZÚCAR Y LIMÓN

Añade en un tarro, preferiblemente de cristal, varias cucharadas de azúcar (en función del tamaño del envase y la cantidad que quierás hacer) y ves añadiendo zumo de limón hasta conseguir una pasta manejable, no muy espesa (antes de cada uso remover la masa, ya que el azúcar tiende a irse al fondo). 

Aplícate 1 vez por semana esta mezcla por el rosto (evitando la zona del contorno de los ojos), cuello y escote realizando pequeños círculos sobre la piel húmeda (incluso si tenéis granitos en la espalda o los hombros también podéis utilizarlo). Una vez hayas exfoliado toda la zona, dejar actuar 5-10 minutos a modo de mascarilla. 

Aclarar con abundante agua tibia. Secar la piel con papel de cocina o una toalla limpia. Aplicar vuestra crema hidratante a continuación, como de costumbre. Esta mezcla os puede durar varios meses en la nevera, si la guardáis en un recipiente bien cerrada, aunque os recomiendo no hacer grandes cantidades.

TIPS --> Se recomienda utilizar este tipo de exfoliante por la noche, ya que el limón aclara la piel y puede reaccionar con el sol. En caso de tener la piel muy grasa, podéis utilizarla hasta 2 veces por semana. Se recomienda utilizar una mascarilla casera despues de la exfoliación, para completar el ritual de limpieza y purificación cutánea.

¡Hasta la próxima!

No te pierdas

Exfoliante casero de azúcar y limón para pieles mixtas, grasas y con tendencia acnéica
4/ 5
Oleh

Suscripción a través del correo electrónico

Si te ha gustado este post, suscríbete y se el primero en enterarte de todas las novedades del blog